Al2
Tobo
Tobo
manchainformacion.com | El Toboso 08/06/2018
Tman ene 716x100
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La Devoción del Sagrado Corazón de Jesús centra la actividad religiosa y litúrgica de este día en la Parroquia de El Toboso (Toledo) al celebrar esta solemnidad con una misa a las 20.00 horas de la tarde en la que se honrará el corazón físico de Jesús como símbolo del Amor redentor de Dios por toda la humanidad.

La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús es una Solemnidad en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica que también se celebra en la Parroquia San Antonio Abad de El Toboso (Toledo). Cae 19 días después de la festividad de Pentecostés, la pascua de mayo toboseña, el viernes siguiente a la celebración solemne del Corpus Christi, del pasado domingo 3 de junio. Históricamente, esta fiesta del Sagrado Corazón ha estado en el calendario litúrgico local desde 1856. Tras la guerra civil, la devoción al Sagrado Corazón prendió en la parroquia toboseña como una de las devociones más ampliamente practicadas y bien conocidas por los fieles durante el mes de junio de cada año, de ahí que surgiese la congregación del apostolado de la oración o del Corazón de Jesús tomando el corazón físico de Jesús como la representación de su amor divino por la humanidad. La devoción enfatiza especialmente el amor absoluto, la compasión y la paciencia del corazón de Cristo hacia la humanidad.

Según el Martirologio Romano de la Iglesia Católica, el viernes siguiente al Corpus Christi es la «Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, el cual, manso y humilde de corazón, exaltado sobre la cruz, es fuente de vida y de amor, de la que se saciaran todos los pueblo», también la parroquia de El Toboso que celebrará una liturgia solemne a las 20.00 horas de la tarde de hoy.

Corazón es: el centro de la persona, símbolo de vida y humanidad, la sede del amor y de la ternura, es también el lugar de la sensibilidad y la misericordia. El Corazón resume así los rasgos más importantes de Jesucristo, tal y como nos lo presenta el evangelio: preocupado personalmente por cada uno (Lc 15), conmovido ante las necesidades (Mt 9, 35-36); llorando ante su amigo (Jn 11,33); que mira bondadosamente y con apertura incluso al pecador (Lc 19,9); vivo y resucitado ante cada hombre brindando su amistad y sensible al mismo tiempo a su respuesta (Hch 9, 5).

Por tanto, la fiesta de este 2018 es una nueva invitación a vivir el cristianismo desde el Corazón de Jesús, vivir nuestra vida cristiana desde el amor y en trato personal con Dios Padre que nos lo ha dado todo en Jesucristo, Dios hecho hombre.

Devoción del Sagrado Corazón de Jesús

La tradición, a menudo, sitúa el comienzo de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, en el siglo XI o XII, o lo que podría colocarse su nacimiento en la época de los grandes místicos como San Anselmo y San Bernardo, entre los años 1050 y 1150. Durante los siguientes siglos, la devoción se practicaba a nivel individual y privada. Los franciscanos hicieron promover la devoción a las Cinco Llagas, dando relevancia a la herida del costado de nuestro Señor, lo que llevó a su corazón, pero no fue hasta el siglo XVII que la devoción se propagó más rápidamente La devoción del Sagrado Corazón de Jesús fue promovida por grandes santos, entre ellos San Alberto Magno, Santa Catalina de Siena, San Francisco de Sales, así como las grandes órdenes religiosas, como los benedictinos, los dominicos y los cartujos. Sin embargo, se debe registrar que la Santa que más a menudo se asocia con esta devoción es Santa Margarita María Alacoque [1647-1690], una monja del siglo XVII y mística

Jesús se manifiesta a Santa Margarita

Santa Margarita María tenía muchas visiones sobre Jesús en las que Él le pedía que difundiera la devoción a su Sagrado Corazón. Él mismo la guió en la forma en que se debe practicar la devoción. Jesús le dijo: “He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres, en vez de gratitud, lo que recibo de la mayor parte de la humanidad es sólo ingratitud”. Jesús le pidió a Santa María Margarita, que Él fuese honrado en la imagen de su corazón, y que la gente reciba la Santa Comunión con frecuencia, sobre todo en el primer viernes del mes, y hacer Horas Santas de oración ante el Santísimo Sacramento como parte de su devoción. También le pidió instaurar la Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús el viernes después de celebración de la Solemnidad del Corpus Christi.

Después de que ella recibió estas revelaciones del Señor, fue despreciada por su madre superiora, quién pensó que ella estaba delirando. Ocurrió entonces que María Margarita enfermó mortalmente y la Madre superiora le dijo que ella iba a creer en sus visiones si ella se curaba milagrosamente. Y así fue, María Margarita se curó inexplicablemente y su Madre superiora le dejó promover la devoción bajo la guía de su director espiritual, San Claudio de la Colombière. La devoción del Sagrado Corazón de Jesús centra la atención en el corazón físico de Jesús, que es el símbolo de su amor redentor. Se extendió, particularmente en las comunidades religiosas, después de la muerte de Santa Margarita María, y la fiesta se celebró en algunas partes de la Iglesia.

Celebrando la Fiesta del Sagrado Corazón

El Papa Clemente XIII reconoció y aprobó oficialmente la devoción en el año 1765. En 1856 el Papa Pío IX extendió la fiesta a la Iglesia universal y el 11 de junio 1899 el Papa León XIII consagró toda la humanidad al Sagrado Corazón de Jesús.

Muchas personas practican esta devoción el primer viernes de cada mes, por la cual reciben la Santa Comunión el primer viernes durante nueve meses consecutivos, con la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús, y en reparación por los delitos cometidos contra el Santísimo Sacramento.

Otro método importante de honrar al Sagrado Corazón es realizando el acto de consagración de la familia, por el que se muestra la imagen del Sagrado Corazón en el hogar y la familia se consagra al Sagrado Corazón de Jesús.

Ofrecimiento diario al Sagrado Corazón de Jesús
Padre bueno, sé que estás conmigo.
Aquí estoy en este nuevo día.
Pon una vez más mi corazón
junto al Corazón de tu Hijo Jesús,
que se entrega por mí
y que viene a mí en la Eucaristía.

Que tu Espíritu Santo
me haga su amigo y su apóstol,
disponible a su misión.

Pongo en tus manos
mis alegrías y esperanzas,
mis trabajos y sufrimientos de hoy,
todo lo que soy y tengo,
en comunión con mis hermanos y hermanas
de la Parroquia de El Toboso, morada de tu Corazón.

Con Santa María de los Remedios, te ofrezco mi jornada
por la misión de la Iglesia
y por las intenciones de oración del Papa Francisco
para este mes, de nuestro Obispo diocesano Braulio, y del párroco de esta comunidad, Juan Miguel. Amén.

Oración de consagración al Sagrado Corazón de Jesús

Sagrado Corazón de Jesús, que manifestaste a Santa Margarita María el deseo de reinar en las familias cristianas, hoy queremos reconocer públicamente Tu presencia eficaz en medio de nuestra familia.

Deseamos, de ahora en adelante, vivir con Tu vida; deseamos dejar que esas virtudes de Tu Evangelio arraigen y prosperen entre nosotros, por medio de las cuales Tú has prometido la paz aquí abajo, en la tierra como en el cielo; desterraremos lejos de nosotros ese espíritu del mundo que Tú maldijiste.

Cuida y tutela nuestras mentes a través de la simplicidad de nuestra fe y dirige nuestros corazones a través del amor genuino con el cual arderán por Ti, cuya llama se mantendrá viva a través de una frecuente comunión de la Eucaristía, arrepentimiento de los pecados en la Confesión y caridad sin límites con los necesitados.

Dígnate, oh Dulcísimo y Divino Corazón, presidir nuestras asambleas, bendecir nuestras empresas espirituales y temporales, disipar nuestras preocupaciones, dirigir nuestras voluntades hacia la tuya, santificar nuestras alegrías y aliviar nuestros sufrimientos.

Si alguno de nosotros tuviera en algún momento la desgracia de afligirte, recuérdale, oh Corazón de Jesús, que eres bueno y misericordioso, manso y humilde de Corazón, especialmente con el pecador penitente y arrepentido.

Y cuando llegue la hora de la separación, cuando venga la muerte a echar la tristeza en medio de nosotros, haremos todo, tanto los que se van como los que se quedan, para seguir esperando en la que Tú nos has prometido: la resurrección y la vida eterna.

Es nuestra esperanza de que llegará un día en que toda la familia, reunida en el Cielo, podrá cantar para siempre Tu gloria y Tu misericordia.

Que el Inmaculado Corazón de María y el glorioso Patriarca San José te presenten esta consagración y la mantengan en nuestras mentes todos los días de nuestra vida.

Toda la gloria al Corazón de Jesús, nuestro Rey y Padre, Amigo y Hermano para siempre, por los siglos de los siglos. Amén.


Domancha
También te puede interesar 
 
Anun tman 716x100