Bol
Bol
Javier Fernández-Caballero | Semana Santa 17/04/2019
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El Niño Jesús Nazareno de la Misericordia, la nueva talla de la Hermandad de Jesús Nazareno, de Membrilla, llegó el pasado sábado hasta la localidad ciudadrealeña para ser presentada a los vecinos y recibir la bendición en el marco de la misa ofrecida por la hermandad a los cofrades difuntos.

La talla es obra del imaginero Francisco Javier Muñoz Boluda, de Campo de Criptana, que explicó que para realizar su trabajo “tuvo muy presente la figura del titular de la hermandad, Jesús Nazareno, y su iconografía, Jesús con la cruz a cuestas camino del Calvario, con la finalidad de establecer un diálogo entre las dos imágenes”. De hecho, la mirada del Niño, dirigida hacia abajo y llena de serenidad, reproduce la mirada del Jesús Nazareno titular. Así la describe el propio imaginero: “La talla representa al Niño Jesús abrazando la cruz indicando el camino a seguir, como bien nos lo anuncia el Evangelio (“El que quiera ser mi discípulo, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz y sígame. Mt 16,24”). Es un símbolo de que cada persona debemos coger nuestra cruz, como el Niño recoge la suya consciente de su destino, mientras que con la palma izquierda nos invita al diálogo.”

En cuanto a la obra, apunta Muñoz Boluda, “es una talla labrada en madera de cedro real completamente anatomizado, siguiendo los procesos clásicos de la imaginería española barroca, estucado, policromado al óleo y finalmente patinado a base de tierras y ceras. De estilística naturalista en la que se trata de dar realismo a la escena de forma que el objetivo sea contemplar una obra donde lo importante es la naturalidad.”

Después de tres años de trámites, la Hermandad de Jesús Nazareno recibía la autorización del Obispado para la bendición de la nueva imagen. Así, el Niño Jesús Nazareno de la Misericordia era bendecida este sábado por Raúl López de Toro, párroco de Membrilla, en una iglesia de Santiago el Mayor repleta de fieles en la que también estuvieron presentes los miembros de la Junta Directiva de Jesús Nazareno. El propio párroco explicaba la razón de la advocación “de la Misericordia” recibida por el Niño: “El motivo principal es que había que darle un nombre distintivo aparte de Niño Jesús Nazareno, qué es un nombre genérico y descriptivo, y llamarle “de la Misericordia” es poner el foco de la devoción a Jesús donde los papas San Juan Pablo II, Benedicto XVI y el actual Papa Francisco han querido poner estos últimos tiempos a la Iglesia: bajo la Divina Misericordia. Es una devoción nueva que nace en el siglo XX en Polonia, aunque está basada en la tradición bíblica y auténticamente apostólica de la Iglesia. Una devoción que actualiza la devoción del Sagrado Corazón de Jesús y la confianza en su divina Misericordia: “Jesús, confío en ti”. Particularmente para mí es una devoción que me ha marcado desde que estoy en Membrilla y me ayuda mucho en mi vida espiritual como cristiano y como pastor y quiero darla a conocer más y más. ¡Qué mejor que unir la nueva imagen de un Niño Jesús Nazareno a su Misericordia y que arraigue en la devoción popular de nuestra gran Semana Santa!”

“Desde la Hermandad, -afirmaba su presidente Pablo Muñoz-, nos sentimos muy contentos con el resultado final que ha conseguido el imaginero, ya que se adecua a la idea inicial que tenía la Junta Directiva. Agradecemos la buena acogida que ha tenido el Niño por parte de la Parroquia y de los fieles que lo han visto. Nos enorgullece y nos da más aliento para seguir trabajando por y para nuestra Semana Santa. Tampoco podemos olvidar el buen hacer que nuestro párroco don Raúl ha tenido para que este proyecto se llevará a cabo tras tres años de espera. Al final se ha hecho realidad y esperamos que todos los niños de Membrilla tengan una referencia en el Niño Jesús Nazareno de la Misericordia.”

El Niño Jesús Nazareno de la Misericordia procesionará llevado en andas por niños de entre 10 y 12 años en la Procesión del Encuentro, en la madrugada del Viernes Santo de Membrilla, precediendo a las imágenes de María Magdalena y de Jesús Nazareno.

El autor

Francisco Javier Muñoz Boluda nace en 1987 en Campo de Criptana (Ciudad Real), donde actualmente ejerce su actividad de escultor, imaginero y restaurador.

Arquitecto de formación dentro de la rama de restauración de bienes muebles e inmuebles, por la Universidad de Alcalá. Donde desarrolló habilidades tan importantes para el escultor como el dibujo, las proporciones, la construcción con madera, además diferentes disciplinas vinculadas al patrimonio y a la restauración.

Su obra refleja el gusto por el arte del siglo de Oro, donde tiene sus grandes referentes escultóricos desde Montañés a Salvador Carmona, y pictóricos desde Murillo al Greco, sin perder de vista el movimiento contemporáneo de Víctor Ochoa o Javier Marín.

Desde 2014 se dedica enteramente al estudio y desarrollo de la imaginería, tanto de obra propia como de restauración de tallas policromadas, en la que poco a poco trata de consolidar su estilo e impronta. Entre sus últimas obras destacan el Stmo. Cristo de la Vera Cruz, de Villarrubia de los Ojos, y en estos días la figura de Pilatos realizada para la Semana Santa criptanense.


A3 suenos red talleres manchegos 716x100
También te puede interesar 
 
Mimq