Ies
Ies
manchainformacion.com | Fotografía: Antonio Zaragoza | Quintanar de la Orden 08/11/2019
Manchainfo706x100b
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
I1
I1
I2
I2
I3
I3
Teatro, juegos y competiciones deportivas para el alumnado del centro, pero también conferencias, mesas redondas, exposiciones, conciertos y encuentros para antiguos alumnos y profesores, son algunas de las actividades organizadas para la ocasión y que se están desarrollando desde el jueves, 7 de noviembre hasta el domingo, 10 de noviembre.

La noche del jueves, 7 de noviembre, el IES Infante Don Fadrique de Quintanar de la Orden iniciaba los actos que han preparado para celebrar sus 50 años desde que comenzara su andadura en la localidad.

El acto inaugural, contó con la presencia del director del centro educativo, Moisés Sánchez; la profesora emérita, Rosario Moreno; del delegado de la JCCM en Toledo, Javier Úbeda; la Directora General de Inclusión Educativa y Programas, María Ángeles Marchante; el alcalde de Quintanar, Juan Carlos Navalón; así como representantes de la Consejería de Educación, concejales del equipo de Gobierno, Unidas Podemos y Vox; además de numerosos profesores, alumnos y gente vinculada al instituto de una u otra manera.

El director del Instituto, Moisés Sánchez, tomaba la palabra para dar la bienvenida a todos, teniendo palabras de agradecimiento para los asistentes y para todas las personas que han colaborado para que este acontecimiento sea posible.

Moisés recordaba que el instituto se inauguró un 6 de noviembre de 1969, recordando a los que, en su día, hicieron posible aquella hazaña. “Aquellos representantes políticos tuvieron claro que en la Educación estaba el verdadero progreso de La Mancha toledana”. “El instituto, añadía, fue el verdadero motor de igualdad de oportunidades para muchas familias que tuvieron un centro cerca para que estudiaran sus hijos; de igualdad para muchas mujeres, porque si ya era difícil para un chico estudiar y salir después a estudiar una carrera, más lo era para las chicas”. Moisés, insistía en que el Infante Don Fadrique trajo a esta tierra progreso, igualdad y libertad.

Moisés, hablaba de la conectividad que existe entre todas las personas que están vinculadas de alguna forma al Infante Don Fadrique, ya sea profesorado, alumnado, padres y madres, instituciones, etc….

Concluyó el director del instituto recordando a todos los que han luchado y siguen luchando “para que los alumnos lleguen a lo más alto que cada uno desee”.

Tras su intervención, era el turno de Rosario Moreno, profesora emérita que se mostraba muy emocionada, recordando que comenzó y terminó su carrera profesional en este centro educativo algo de lo que se sentía muy orgullosa. “Por aquí han pasado muchos alumnos y alumnas y me siento muy orgullosa de haber aportado mi granito de arena en sus vidas”.

Rosario quiso recordar a todos los directores que a lo largo de estos cincuenta años han pasado por el centro así como su labor para conseguir que el Infante Don Fadrique fuera un centro educativo de referencia.

Un gran instituto, con una gran comunidad educativa

Era el turno del alcalde, Juan Carlos Navalón, que recordaba los años que pasó como alumno en el centro y dijo sentirse muy orgullo “porque estudiar en un centro educativo como este te imprime carácter”.

“Estamos hablando de 50 años de la vida de una institución fundamental para Quintanar y toda la comarca”. Por ello, dijo que había que tener un recuerdo de todos aquellos que han trabajado para que así sea, muchos hombres y mujeres que dejaron aquí su impronta y que vivieron el sueño de construir este centro. “Mi respeto y reconocimiento a aquellos directivos, docentes, padres y madres de alumnos y exalumnos que han sido y son parte de las brillantísimas páginas de la Historia del Infante Don Fadrique”.

Según Navalón esta celebración es un acontecimiento histórico porque este centro junto con el otro instituto cambió la fisionomía cultural, educativa e histórica de toda la comarca, pues gracias a este centro se produjo un hermanamiento de jóvenes de toda la comarca lo que significó fomentar el intercambio de relaciones humanas y la comunicación. “En el Infante han ido de la mano formación y relaciones humanas, porque son dos pilares fundamentales que se trabajaban cotidianamente en este instituto, convirtiéndose en un centro reivindicativo donde movimientos estudiantiles de la época tuvieron su cabida y donde los profesores siempre han abogado por la democratización educativa”.

“Ciencuenta años, son muchos años, son muchos los recuerdos y ha sido muy grande la dedicación, el esfuerzo, la transmisión de valores y los lazos establecidos”. “Han sido, recalcaba Navalón, 50 años educando en la vida”. Especial recuerdo tenía también para todos los que se han quedado por el camino pero que siempre estarán presentes.

Tomaba la palabra la Directora General de Inclusión Educativa y Programas, María Ángeles Marchante, que se mostraba agradecida por la invitación a esta conmemoración. “Cuando un centro nace se abre un sinfín de posibilidades para un barrio o una localidad. Cuando un centro cumple 50 años se ha convertido en la mayor fábrica de recuerdos de la infancia y la juventud de varias generaciones”, afirmaba.

Recordaba las diferentes leyes educativas que se han ido adaptando a los tiempos hasta llegar a la actualidad. “Cincuenta años, decía, convierten a esta institución en un archivo de la memoria, de nuestra historia; y este instituto es y será para muchos el primer capítulo de la historia de Quintanar de la Orden porque 50 años son muchos pero este centro ha sabido adaptarse a los cambios y el profesorados ha ido dejando su huella en el alumnado”.

“Un centro de enseñanza, apuntaba la Directora General, no es sólo el corazón de la Comunidad Educativa que late para bombear la sangre, sino que necesita de los demás órganos funcionando de manera conectada para que el Infante haya llegado a convertirse hoy en un centro de referencia”.

Aseguraba que no se sabe cómo será la educación en un futuro porque todo cambia demasiado rápida pero lo que hay que hacer es “avanzar y atreverse o atreverse a avanzar”. Eso sí, insitía en la necesidad de tener claro que los centros educativos deben seguir siendo el corazón cultural de los pueblos y ciudades.

Marchante destacaba el compromiso y la implicación de toda la comunidad educativa del Instituto Infante Don Fadrique y les animó a seguir trabajando, educando y enseñando. “Educáis con compromiso, sois un todo que puede conseguirlo todo”, concluía.

Cerraba el turno de intervenciones el delegado de la Junta en Toledo y también exalumno del centro, Javier Úbeda, que dijo sentir un enorme orgullo al poder estar celebrando estos 50 años del instituto, destacando los significativos cambios que ha sufrido el centro en este medio siglo de vida, haciendo especial hincapié en el papel del docente “porque la esencia de la educación es el profesorado y hay que felicitar a todos los que han pasado y los que están ahora”.

En ese sentido, recordaba que de este centro educativo han salido muchos hombres y mujeres que están en primer línea en el mundo en los diferentes ámbitos de la vida “y esto sirve para darnos cuenta que tenemos un gran instituto porque tenemos unos grandes profesores y grandes padres y madres, por lo que tenemos motivos para estar orgullosos y satisfechos de nuestro instituto”.

Úbeda se acordó de la Corporación Municipal, encabezada por Enrique López-Brea, que en su día pensó en la importancia de contar con un instituto “que nos serviría para marcar la diferencia con otros municipios de la provincia”.

El delegado aseguraba que tenemos nuevos retos e inquietudes. “Hay nuevas inquietudes, cambios políticos, sociológicos, científicos, etc, que hacen que la vida cambie radicalmente y estoy convencido de que con gente como Moisés y toda la plantilla de profesores vamos a poder crear personas que tengan capacidad de opinar y creer en sí mismas y que van a entender mejor estas convulsiones que están ocurriendo que pueden transformarse en grandes oportunidades”. “En definitiva, insistía, vamos a tener personas que en lugar de irse fuera tengan la oportunidad de quedarse en La Mancha toledana”.

Una conferencia sobre le Maestre Don Fadrique y exposiciones

El Historiador, Zacarías López-Brea, ex alumno del centro, fue el encargado de ofrecer una conferencia sobre “El Infante Don Fadrique”, recordando la figura del Maestre Don Fadrique de la Orden de Santiago, por el que lleva el nombre el centro.

Zacarías, que dijo que estaba orgulloso por poder ofrecer esta conferencia en el centro del que fue alumno hace años, dijo sentir también una gran responsabilidad.

El Historiador contó y desgranó la vida del Infante y la relación del Maestre con los territorios del Común de La Mancha y, sobre todo, con Quintanar de la Orden.

Tras Zacarías, tuvo lugar una mesa redonda bajo el tema “yo estudié en el Infante”, con la participación de antiguos alumnos de diferentes promociones y moderada por Ángel Barrios Baón, también antiguo alumno del centro.

A continuación los asistentes pudieron disfrutar de un aperitivo mientras observaban la exposición de fotografía junto con una maqueta del centro que ha elaborado Vicente Gálvez, en la que ha trabajado tres intensos meses y que representa, a pequeña escala, las instalaciones del Instituto.

Los actos continuarán durante todo el fin de semana con conferencias, mesas redondas, encuentros y música.


Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
También te puede interesar 
 
A3 septiembre red talleres manchegos 716x100 noria
loading...