Coop
Coop
manchainformacion.com | Castilla-La Mancha 08/01/2020
A3 septiembre red talleres manchegos 716x100 noria
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
En lado negativo de la balanza se sitúan los bajos precios de los productos agroalimentarios, especialmente, el aceite de oliva y el vino; la ineficiencia del mecanismo de almacenamiento de aceite de oliva o unos aranceles que han dañado el crecimiento comercial de las exportaciones a EEUU.

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha mantenido esta mañana un almuerzo informativo con los medios de comunicación con el objetivo de hacer balance del pasado año 2019, destacando los resultados más relevantes que ha arrojado el sector cooperativo durante el año, tanto a nivel económico como social, así como los objetivos que se plantean de cara a 2020.

Al encuentro han asistido el presidente de Cooperativas, Ángel Villafranca, acompañado por el director de la organización, Juan Miguel del Real, y los integrantes del Gabinete de Dirección, Sergio Hurtado, Nuria Villanueva y Lola Gallego.

Ángel Villafranca ha destacado “la importancia que las cooperativas están teniendo y tendrán en el desarrollo económico y social de la región; vamos a ser pilares del desarrollo rural de la nueva década, porque somos claves para combatir el tan mencionado y temido despoblamiento, porque fijamos población en los municipios, porque creamos riqueza, empleo, apostamos y damos oportunidades a los jóvenes, ofreciéndoles una alternativa profesional con mucho futuro, y seguimos trabajando en la incorporación y la visibilidad de la mujer en el mundo rural, en su decisivo papel en los órganos de decisión de las cooperativas. Somos empresas de presente y futuro que, además, producimos alimentos de calidad, respetuosos con el Medio Ambiente y con la sostenibilidad”.

Por su parte Juan Miguel del Real ha subrayado que “las cooperativas y sociedades agrarias de transformación están presentes en las cinco provincias de Castilla-La mancha y participan en todos los sectores productivos: sector vitivinícola, aceite de oliva, cultivos herbáceos, frutas y hortalizas, ganadería, frutos secos, suministros, alimentación animal y servicios”. Además, ha ofrecido unos datos que avalan el “peso” de estas empresas: el 59% del valor de la comercialización de las bodegas de Castilla-La Mancha se comercializa a través de las cooperativas de la región, y el 75% del volumen de producción de vinos y mostos se encuentra en nuestras cooperativas. Asimismo, las cooperativas agroalimentarias tienen el 60% de la producción de aceite de oliva de la región, comercializada a través de graneles y envasados, siendo la segunda Comunidad Autónoma productora de aceite de oliva, tras Andalucía.

Actualmente el tejido asociativo de la región está conformado por un total de 555 entidades asociativas agroalimentarias, de las que 433 cooperativas tienen una facturación superior a los 200.000 euros. En este sentido Juan Miguel del Real ha destacado que “la presencia del cooperativismo agroalimentario en Castilla-La Mancha es, por tanto, de gran capilaridad, pues en más de un 40% de los 919 municipios existe una o varias cooperativas que, en muchos casos, se erigen como la más importante o la única empresa de la localidad. Además, el cooperativismo, en el valor de la producción agraria de Castilla-La Mancha representa el 41,8% del PIB regional”.

El número de socios cooperativistas en la región es de 161.962 personas, de las cuales el 23,9% son mujeres. Asimismo, las cooperativas han crecido en empleo estable y de calidad en el medio rural, pasando entre 2010 a 2018 a un tasa neta de creación de empleo del 18,4% pasando de 4.427 personas empleadas, a 5.242 en este periodo.

Balance agridulce del año 2019

El año 2019 ha estado marcado por una importante inestabilidad en los mercados, especialmente, en sectores estratégicos para la región como el vino, afectados por bajos precios tras la gran cosecha de la vendimia de 2018 y que ha parecido corregirse levemente en el arranque de la campaña 2019/2020, y para el aceite de oliva que viene arrastrando durante dos campañas consecutivas un escenario de precios a la baja y gran inestabilidad de los mercados. Todo ello en un entorno económico y político incierto, con un Brexit errante, con un fuerte impacto de los aranceles estadounidenses que anuncian intensificarse y afectar a muchos de los sectores más estratégicos de Castilla-La Mancha.

Respeto al sector del vino, tras la mala campaña 2018/2019 en cuanto a precios e inestabilidad de mercado, el año 2019 ha finalizado con una nueva campaña que si bien es más corta en producción tanto a nivel regional como estatal, ha sido de calidad excepcional y con un desarrollo comercial que, por el momento, presenta unos precios más estables que en la campaña anterior. En 2019 se ha logrado impulsar desde Castilla-La Mancha una pionera norma de comercialización para el Sector Vitivinícola Español, que actualmente está pendiente de resolución por el Ministerio y que se espera vea la luz para la campaña 2020/2021.

En cuanto al aceite de oliva, aún inmersos en campaña de recolección, todo apunta a que será corta en cuanto a producción (la cifra estimada en Castilla-La Mancha se sitúa en las 80.000 toneladas, lo que supone un 56% menos que en la campaña pasada). Sin embargo, esta reducción de cosecha no parece que esté ayudando a remontar la situación crítica de mercado y precios que se azota al sector desde hace dos campañas y que, de momento, no parecer que vaya a revertir con la activación por la UE de la medida de almacenamiento privado de aceite de oliva, de las que ya se han desarrollado 2 de las 4 licitaciones previstas, con resultados más que decepcionantes para el sector. Paralelamente, el sector cooperativo nacional sigue trabajando para contar con una norma de autorregulación de mercados para las cooperativas que, previsiblemente, verá la luz en 2020.

En el sector de los suministros, 2019 ha finalizado con un trabajo intenso en el intento de que la modificación del Decreto 33/2005 sobre derechos de los consumidores en el suministro de carburantes, en especial, en las instalaciones desatendidas existentes en Castilla-La Mancha en las cooperativas agroalimentarias. A falta de un análisis más profundo del nuevo Decreto 280/2019, esta nueva norma aún mantiene exigencias injustificadas para las estaciones de servicio desatendidas de la región, en especial, en cuanto a la exigencia de contar con WC a disposición de los clientes durante todo el tiempo en que la instalación esté abierta al público, sobre las que se estudiará su posible impugnación judicial.

Sin embargo 2019 sí ha sido un año muy fructífero en cuanto a integración cooperativa se refiere, pues un total de 122 cooperativas de la región ya participan en alguna de las figuras de fomento de la integración cooperativa existentes a nivel nacional y autonómico: 43 cooperativas están integradas en alguna de las Entidades Asociativas Prioritarias de ámbito supra-autonómico, 42 cooperativas forman parte de las 5 Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional (EAPIR); y cuatro nuevas Agrupaciones de Productores de Productos Agroalimentarios de Castilla-La Mancha (APPaa) se suman a las seis ya existentes, agrupando entre todas ellas un total de 37 industrias agroalimentarias, principalmente cooperativas (las nuevas APPaa son Coop. 2º grado Casas de La Rivera, Coop. 2º grado Oleo Vidavol, Domo Pistacho, S.L. y Olinexo, S.L.).

Además, temas de vital importancia para la organización cooperativa en 2019 han sido el agua, con el posicionamiento de Cooperativas a favor del Pacto Regional del Agua de Castilla-La Mancha y la solicitud a las Administraciones de la realización de un estudio sobre el potencial de las aguas subterráneas; la mujer rural, visibilizando su papel y desarrollando el I Foro de Mujeres Cooperativistas; los jóvenes cooperativistas, con distintas jornadas y actividades formativas para los que se quieran incorporar a la actividad agraria, destacando el III Campus de Jóvenes Cooperativistas; el Reto Demográfico y Vertebración del medio rural y la Obra Social, de la mano de la Obra Social ‘la Caixa’, llevando la Alimentación Saludable a escolares, personas mayores de 65 años y personas con discapacidad.

Proyectos para 2020

En este año que comienza Cooperativas tendrá también una intensa actividad, sectorial, formativa e institucional. Se seguirá trabajando en el impulso de los procesos de concentración cooperativa, además, respecto a la PAC, en 2020 el trabajo se centrará en la participación en el diseño del Plan Estratégico Nacional de la nueva PAC, a través de la Consejería de Agricultura y de Cooperativas de España.

En el sector vitivinícola, será objetivo el desarrollo del Plan Estratégico del Sector Vitivinícola en Castilla-La Mancha y, en concreto, la participación de Cooperativas en la elaboración de la Ley de la Viña y el Vino. En el sector del aceite de oliva, se pretende impulsar una medida de apoyo al Olivar Tradicional en la nueva PAC, el seguimiento de la efectividad de la medida de almacenamiento y el impulso de un Plan Estratégico del Oliva en Castilla-La Mancha.

Respecto al sector hortofrutícola, se impulsará una participación activa en la gestión comercial por parte de las cooperativas de las producciones de frutos secos (almendra y pistacho) de los agricultores, el impulso de un plan de reestructuración y reconversión varietal de las plantaciones tradicionales de almendro, y el impulso de la creación de una figura de calidad para el cultivo del pistacho de Castilla-La Mancha.

Además, en los temas transversales, Cooperativas tiene como objetivo participar en el diseño de la nueva planificación hidrológica, además de su participación en la definición de la Ley del Agua de Castilla-La Mancha; continuar con la visibilidad de la mujer rural, con la celebración del II Foro de Mujeres Cooperativistas, el impulso del relevo generacional, con la celebración del IV Campus de Jóvenes Cooperativistas.

Cooperativas también se plantea como objetivo para 2020 la participación en el desarrollo de la futura Ley de Desarrollo Rural Territorial y lucha contra la despoblación de Castilla-La Mancha y la divulgación de la figura de la “cooperativa rural”, la participación en el VIII Congreso Nacional de Cooperativas Agro-alimentarias de España, que se celebrará en Toledo los días 26 y 27 de marzo, la organización de la I Edición de la Gala “Premios Cooperativos 2020”, la renovación de todo el Consejo Rector e Interventores de la organización, que se realizará en la Asamblea General Ordinaria de Cooperativas y, por último, la participación en el proyecto europeo “AGROSMARTGlobal”, “GO INNOLAND Innovación social en la gestión de tierras”, y el comienzo del Servicio de Asesoramiento a Explotaciones (SAE).


Manchainfo706x100
También te puede interesar 
 
Mimq
loading...